El sueño del pibe. Por Pablo Varela

volver a las noticias

El sueño del pibe.


 


Los domingos por la mañana, llegando al medio día mi viejo se ponía a canturrear.  Allá por la parte de la casa que estuviese, solucionando algún entuerto doméstico o en la calle arreglando el auto, se escuchaba su voz.  Su repertorio no era amplio, más bien era acotado. Siempre fue muy fiel a la poesía que antaño eligió. En el tango no existían dudas, Julio Sosa sonaba cada domingo, a veces era cuestionable el horario en que comenzábamos a escuchar el disco, pero donde manda patrón no manda marinero… y el disco sonaba a sus anchas. Domingo por medio, nunca mejor dicho, la marcha peronista hacía su entrada triunfal, el tipo te venía a buscar y te levantaba el brazo mientras subía el volumen y te contagiaba su entusiasmo. Estos arrebatos siempre terminaban siendo un mar de carcajadas. Pero entre todos estos temas existe uno que siempre vuelve a mi recuerdo con la entonación que él lo cantaba “El sueño del pibe” que dice así…


 


“Golpearon la puerta de la humilde casa,


la voz del cartero muy clara se oyó,


y el pibe corriendo con todas sus ansias


al perrito blanco sin querer pisó.


 


"Mamita, mamita" se acercó gritando;


la madre extrañada dejo el piletón


y el pibe le dijo riendo y llorando:


"El club me ha mandado hoy la citación….”



Dormía el muchacho y tuvo esa noche


el sueño más lindo que pudo tener;


El estadio lleno, glorioso domingo


por fin en primera lo iban a ver.


 


Faltando un minuto están cero a cero;


tomó la pelota, sereno en su acción,


gambeteando a todos se enfrentó al arquero


y con fuerte tiro quebró el marcador.”


 


Este tango es el vivo recuerdo de mi viejo. Hoy en día sigo cantándolo, jugando que me lo olvido y arranco con otra canción como si fuese un disco rayado.


Mi infancia tuvo ritmo de tango mezclado con una sonrisa mágica que podía desbaratar a un caballero medieval.


Sin cerrar los ojos lo veo al viejo cantando, sentado en el cordón con las manos engrasadas de arreglar el auto, mientras insulta por lo bajo a una tuerca que no se deja  aflojar.


 


 


 Pablo Varela


 


 


“El sueño del pibe”


Tango. 1945


Música: Juan Puey


Letra: Reinaldo Yiso


 

CONSULTAS
info@la-sortija.com


011.15.2168.3396
011.15.5877.3102
La Sortija logo

Su consulta se ha enviado con éxito

Se ha producido un error al validar los datos.
Verifique los campos y recordar hacer click en No soy un robot
Enviando...
Para enviar su consulta, debe marcar esta casilla:
Ir arriba