volver a las noticias

Educación y creatividad.


“La educación tiene el doble poder de cultivar o de ahogar la creatividad”
Edgar Faure
 
 
En la escuela encontramos asignaturas injustificadas o temas sin atractivo o curiosidad; y temas que cuando responden a expectativas e intereses del niño, en general se desarrollan informativamente, sin que el niño participe de manera vivencial en el proceso de aprendizaje. La consecuencia es que las energías se desaprovechan y no se despiertan inquietudes.
 
Esta acentuación en el área de conocimiento intelectual, enciclopédico, informativo, produce niños memoristas y anecdóticos, opuestos al niño perceptivo, crítico y creativo que propone la nueva ética educacional.
 
Contribuyen a acentuar este aspecto, el prejuicio y la tradición cultural, por los cuales se establece que la expresión comunicada por la creatividades sólo para elegidos, o “artistas”, por lo que desvaloriza el potencial creativo de la comunidad, y según Louis Porcher, “ El acceso a los valores estéticos se produce según las misteriosas leyes, casi sagradas, del don gratuito, innato, fortuito. Doble razón para que la escuela conceda al trabajo artístico una importancia secundaria”
 
La escuela, tal como funciona, a menudo bloquea la expresión infantil en vez de respetarla y estimularla, y en ella el educador se convierte en un obstáculo para el desarrollo integral del ser que crece, pues lo hace dependiente, lo desarma para enfrentar la realidad y responder a los desafíos concretos de su tiempo.
 
El desarrollo de la creatividad es tarea de todo educador. Educador que debe ofrecer ambiente y estímulos propicios para que este desarrollo sea posible, teniendo en cuenta que crecer es una actividad permanente, y que él también comparte el crecimiento del niño.
 
Surge esta pregunta: ¿Cómo puede hacer un educador para desarrollar la creatividad de los niños si él está formado enciclopédicamente, si fue desvalorizado creativamente como alumno, durante su tránsito por los distintos niveles educativos? La respuesta es: teniendo una formación como conductor, como docente, en donde el juego, la creatividad, la vivencia del proceso de aprendizaje no estén ausentes. En esta forma, permitiéndose jugar y crear, el educador permitirá a los niños crecer jugando y creando. Un conductor falto de confianza, desvalorizado en su propio potencial creativo, proyecta su frustración, su miedo, y pone al grupo sus propios límites.

Roberto Vega "El teatro y la educación"

 

Mariana Gagliano
Dirección La Sortija

Mariana GaglianoActriz, autora y directora de artes escénicas recibida en el Centro de Investigación Cinematográfica. Integró la Compañía La Galera Encantada, dirigida por Héctor Presa, siendo parte de las obras “María Elena” (Banda sonora: Ángel Malher. Obra con múltiples premios, nominaciones y menciones, entre ellos el PREMIO ACE “Mejor espectáculo”. Participó del Festival PAKA PAKA, emitido por CANAL 7 para todo el país, entre otros), “Un elefante ocupa mucho espacio”, “Pinocho” entre otras obras. Formó parte del elenco de “Rebelión en el baño”, obra que realizó funciones en el Tríptico de la Infacia (La isla de los inventos, El jardín de los niños y La granja de la infancia) para la temporada de vacaciones de invierno 2013, Ministerio de Cultura, Municipalidad de Rosario.

Estudió Ciencias de la Comunicación Social en la Universidad de Buenos Aires. Realizó estudios de danza, canto, clown e improvisación con diversos maestros.

Se desempeña como docente desde el año 2007 en el Programa Cultural en Barrios, Ministerio de Cultura y en el Centro Cultural Sábato (UBA), dando clases de teatro y yoga para niños y adultos. Realizó el diseño de arte de varias obras en las que participó.

Mariana está en continuo movimiento, búsqueda que la llevó a experimentar con el dibujo, el canto, el baile, la escritura.

Pablo Varela
Dirección La Sortija

Pablo VarelaActor, dramaturgo, director y productor. Se forma en la Escuela Nacional de Arte Dramatico de Buenos Aires.

Vivió 12 años en España donde realizó “Don Quijote busca a Dulcinea en la Unión Europea” Obra para niños con la que recorrieron 43 ciudades y recibieron el nombramiento de “Buenas prácticas en teatro educativo” por el Parlamento Europeo en Bruselas. Con la compañia Buena Mandarina teatro crearon “Rebelión en el baño” Espectáculo para público familiar que visitó 60 ciudades españolas. La Agencia de Cooperación Española eligio “Rebelión en el baño” para girar por: Ecuador, Paraguay, Chile y Argentina. Produjo y dirijió el espectáculo infantil bilingue “Pelaya” en la actualidad girando por España. Trabajó como actor en televisión, publicidad y diversas compañias teatrales participando en ciclos y festivales internacionales. Con el Ministerio de Cultura Español realizó cinco giras de conscientización del valor de la lectura. En eventos trabajó como actor y coordinador para Ogilvy, McCann, Erickson, Y&R, JWT. En el año 2012 participa del nacimiento de La Sortija, compañia destinada a la creación y distribución de entretenimiento.