volver a las noticias

Cinedito en la Casa de la Cultura Villa 21 de Barracas

Los pasados Sábado 3 y Domingo  4 de Mayo tuve la maravillosa oportunidad de ver nuevamente a Cintia,  Lulú y su nueva adquisición - una misteriosa pero encantadora voz en off -  en plena acción, rodando sus películas en un increíble lugar: La Casa de la Cultura de la Villa 21 es un centro cultural precioso que nos invita a pasearnos por sus exposiciones (en este caso, me tocó el agrado de encontrarme con los cuadros de Quinquela Martín) y llegar a las comodísimas butacas de un TEATRO con todas las letras. Amplio escenario de madera, telones, cantidad y calidad de luces y sonido…

En este contexto las artistas filmaron cuatro nuevas películas con ayuda de amplio público de niños, niñas, adolescentes y adultos, como siempre.

 En la primera, Ola de Río, un film de aventuras que transcurre en una inhóspíta selva donde unas pirañas son secuestradas por un malvado chimpancé; destaca la participación de Ramón quien demostró una gran destreza física en la pelea con el chimpancé (interpretado por Cintia), a quien hizo volar por todo el escenario.

La segunda producción de la tarde, El Hospital Circo es de lo mejor que he visto de Cintia y Lulú: un hospital donde las inyecciones se lanzan como dardos y los médicos hacen malabares con tubos de ensayo, escenas de alto contenido de suspenso y terror creado por las magnifícas actuaciones pero también por la iluminación y el sonido. Y lo destacado: un impresionante Elvis intepretado el señor Enrique, hallazgo actoral que con su amplia gama interpretativa (miedo, amor, sorpresa, incertidumbre, llanto dramático) logró emocionar hasta a la propia Cintia. En palabras de la directora “Nunca había logrado que un actor tan bueno trabaje en una película mia”.

Al día siguiente se repitió la experiencia con dos películas completamente diferentes: La Bruja y El Cazador, en las que Lulú sorprendió con su personaje malvado de la bruja, demostrando que es capaz de realizar cualquier tipo de papel siempre que se le explique bien qué tiene que hacer.

En fin, escenas de acción en las que volaron partes de avión, estrellas invitadas (el joven de One Direction subió a escena a personificar a un peculiar león),  un despliegue técnico de luces, música y efectos de sonido creados por todo el público, hicieron de estas películas algo digno de recordar. Una vez más, Cintia y Lulú demostraron que juntas – y apoyadas por esa maravillosa voz en off del locutor – pueden hacer magia.

Y quedó demostrado: hordas de niños y niñas corrieron a la salida para sacarse fotos con las estrellas y darles un buen abrazo.

Miriam Pelia

Crítica de cine.   

CONSULTAS
info@la-sortija.com


011.15.2168.3396
011.15.5877.3102
La Sortija logo

Su consulta se ha enviado con éxito

Se ha producido un error al validar los datos.
Verifique los campos y recordar hacer click en No soy un robot
Enviando...
Para enviar su consulta, debe marcar esta casilla:
Ir arriba